“Puedes llorar porque se ha ido o puedes sonreír porque ha vivido;
puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva
o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado;
tu corazón puede estar vacío porque no la puedes ver
o puede estar lleno del amor que compartisteis.
Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío o dar la espalda
o puedes hacer lo que a ella le gustaría: sonreír, abrir los ojos, amar y seguir”
(Anónimo Escocés)

24 diciembre 2009

Las cosas quedan, las gentes se van...

Hace ya unos meses que tenía en mente esta entrada. Se me ocurrió a raiz de ver el programa de TV3 "El paisatge favorit de Catalunya". Durante varias semanas fueron apareciendo muchos de los lugares que habíamos visitado con Anna y decidí hacer un video con todos esos sitios. Y lo primero que pensé es que la vida sigue, aunque mal nos pese y que los lugares quedan para ayudarnos a recordar, porque han sido testigos de nuestros buenos y malos momentos, momentos felices y tristes y permanecen para ser nuevamente protagonistas de otras vivencias.

Y como la vida continua, me vuelvo a encontrar inmersa en una nueva Navidad y todo lo que ésta trae consigo. Hoy Anna cumpliría trece años y muchas veces intento imaginar como sería en estos momentos. Pero ya hace tiempo que asumí la idea de que, en nuestro corazón, quedará para siempre la niña de diez años, de carácter serio y humor irónico, y que todo esfuerzo por imaginar más allá no acarrea más que dolor y desesperación.

He aprendido a vivir con Anna en mi corazón. Esto no quiere decir que haya superado el duelo (no tengo ningún interés en hacerlo) pero si que me he acostumbrado a vivir con él. Ahora soy capaz de cantar una canción a Laura, de reirme con ella a carcajadas, de escuchar mi música, de disfrutar leyendo un libro, sin sentirme culpable. Y este aprendizaje también me está ayudando muchísimo a superar la muerte de mi madre.

Me gustaría que escucharáis detenidamente la letra de la canción que acompaña el video. Seguramente la habréis oido infinidad de veces pero para Santi y para mi, es ahora cuando cobra sentido.



6 Vuestros comentarios:

Anónimo dijo...

ES EMOCIONANT , PRECIOS .......
NO SE QUE DIR.

BONES FESTES .

ENRIC. (PARE DE ARIADNA SEGALA)

Vane dijo...

Sin palabras me he quedado....yo todavía no quiero entender esa canción...un besito

Adoyma dijo...

La vida sigue, a pesar de todo siempre continua.
Tus palabras son el refelejo fiel de lo que se siente:
"...sin sentirme culpable". porque es así como nos encontramos los que tenemos que aprender a vivir de nuevo pero partiendo de cero; no es reacer, es empezar, y es tan, tan, tan, dificil empezar cuando se a puesto un imborrable punto y final en tu existencia que solo se encuentra la mas absoluta soledad y vacio junto con un arraigado sentimiento de culpabilidad que pocos entienden.
Esa canción es mucho mas que palabras con música, encierra mucho dolor, pero la vida sigue...
De corazón deseo que paseis unas entrañables fiestas con el mas maravilloso de los recuerdos siempre presente en el corazón y que tengais un magnifico 2010.

Elena dijo...

Hola Rosa Mª. Coincidimos en sentimientos y en canciones. Sabes? Esta canción la iba a poner yo en uno de los montajes para Alex.."siempre hay por quien vivir por quien luchar".. iba a ser el título, para referirme claro a Elena, mi hija. Luego elegí otra de Julio Iglesias "Caminito". En fin. Me alegro de leerte y leer lo mismo que yo siento.
Ya he recibido vuestra postal navideña. No sé si te llegan mis contestaciones, pero os contestaba que la peque es un bombón,y os deseo pues eso "que os haga reir, cantar.." seguir en definitiva.
Un abrazo desde Teruel.
Elena

MARTA dijo...

La vida sigue en apariencia igual,pero no es así en nuestro corazón,no es así para Anna y para David.
Precioso montaje de fotos.Me has recordado los lugares que visitamos con David y tantísimos que nos quedaron pendientes.-Ya iremos,hay muchos más días para ir-Le contestaba cuando pedía de visitar algún sitio.Cómo saber que sus días en este mundo estaban llegando a su fin?
Un abrazo familia

Mamá de David

Carmen Rivera Torres dijo...

Querida Rosa Mari: Cuánta razón tienes!!!! no se supera el duelo, sino aprendemos a vivir con él y a sentirlos dentro, en nuestro corazón.
REcibe un beso muy, muy fuerte